Llamanos Gratis +34 962 527 214

Nuestra empresa, Almazara Molino del Motrotón  ( 962 527 214 ) Coop. V. 2º Grado, fue fundada en 1991y está formada por siete cooperativas:

  • La Baronía de Turís Coop. V.
  • Cooperativa Agrícola de Yátova.
  • Agrícola de Catadau Coop. V.
  • Agrovinicola de Monserrat Coop.V.
  • Agrícola del Marquesado Coop.V. de Llombai.
  • Agrícola La Realense Coop.V. de Real de Montroi.
  • Vifrut Montroy Coop. V.

Almazara Molino del Motrotón es una industria autorizada por la Unión Europea con nº 46/43801 para la elaboración de aceite de oliva virgen y su posterior envasado con nº de autorización de envasadora en la Unión Europea ESP-549. Teniendo en regla el Registro Sanitario Industrial nº 1602612/V necesario para el desarrollo de esta actividad.


P R O C E S O :

         Nuestros más de 2.100 agricultores del valle del río Magro, que integran esta cooperativa son los socios de siete terminos, los cuales recolectan las aceitunas entre Noviembre y Enero, y las aportan a los distintos almacenes el mismo día para que nuestra maquinaria de alta tecnología extraiga mediante un proceso exclusivamente físico (sin ningún aditivo químico) el Aceite de Oliva Virgen Extra. Esta maquinaria es capaz de procesar 150.000 kilos de aceituna al dia y esta provista de los ultimos avances en extracción de aceite de oliva.

Una vez han entrado las mejores aceitunas propias de la comarca, entre ellas la principal variedad Villalonga; las lavamos y rápidamente las trituramos, para posteriormente mediante un proceso de batido a baja temperatura y centrifugación, separar el aceite del agua, de la pulpa y del hueso de la aceituna. El aceite lo almacenamos en depósitos de acero inoxidable para su decantación y después de su filtrado y abrillantado se envasa en las mismas instalaciones con varias marcas y en diferentes formatos desde 5 litros hasta 0,05 litros.


I N G R E D I E N T E S :

         Aceite de Oliva Virgen Extra obtenido a partir de las aceitunas del árbol de la variedad Villalonga prácticamente en su totalidad en un 85 % y el resto por las variedades Blanqueta, Sollana y Picual.


A D I T I V O S  :

El aceite que se genera en la almazara se trata del ZUMO DE LA ACEITUNA, es decir aceite de oliva virgen extra., sin aditivos químicos y con unas características organolépticas que lo hacen particular y de una calidad excelente. Esta reconocido como uno de los mejores aceites de la comunidad Valenciana, avalado por  los diferentes premios conseguidos.

En un panel de cata se le clasificaria como:

“El sabor es armónico, ligeramente amargo y picante, unos atributos muy positivos en el aceite de oliva virgen extra; se aprecia olor a aceituna fresca, con tonalidades a manzana y plátano con notas herbáceas”.

Para conseguir esta alta CALIDAD que es el principal objetivo, se lleva a cabo un control de todo el proceso, desde la entrada de la aceituna a la almazara, elaboración y hasta el envasado del aceite, cumpliendo con una serie de normas como.

  • Que la aceituna este lo mas sana posible.
  • Control de plagas y enfermedades en el campo.
  • No atrojar, es decir no almacenarlas durante largo tiempo.
  • Separar el fruto por calidades las de árbol y las del suelo, no mezclarlas.
  • Recoger las aceitunas y molerlas aceitunas en el día.
  • Clasificar los aceites según calidades según acidez y cata.
  • Almacenar los aceites en depósitos de acero inoxidables en condiciones adecuadas.
  • Elaborar los aceites a unos ritmos y temperaturas adecuadas.

 

              No se separan las variedades ya que interesa el coupage de todas ellas, que lo hacen ser un  aceite único, ya que el conjunto de dichas variedades y las condiciones climáticas le confieren una cierta particularidad, como buen frutado y ligero amargor y picor, obteniendo un aceite muy equilibrado.

              Nuestro aceite representa el trabajo realizado y el saber hacer de nuestros más de dos mil agricultores asociados y empleados, al cumplir las estrictas normas de campaña redactadas por nuestro Consejo Rector, como molturar las aceitunas el mismo día de su recolección, separar las aceitunas de árbol y del suelo, control de plagas y enfermedades que entre lo mas sana posible, en su punto óptimo de recolección que suele ser de noviembre a finales de diciembre, no almacenar o atrojar para evitar que fermenten, manejo del proceso de elaboración a ritmos adecuados y un óptimo almacenamiento del mismo, en definitiva un control de calidad de todo el proceso, etc. lo que permite obtener aceites con una acidez muy baja entorno a tres décimas , de  gran calidad organoléptica y buena puntación en un panel de cata.